Seleccionar página

Entrevistamos a Álvaro Tallón, director administrativo en Vircell. “Cuando se valora la viabilidad de un proyecto, hay que considerar su aplicación en el usuario final”

Álvaro Tallón es Diplomado en Óptica y Optometría por la Universidad de Granada (UGR). Licenciado en Administración de Empresas en UGR y MBA Executive en San Telmo. Empezó trabajando en empresas de bienes de consumo. Actualmente, y desde hace 15 años, trabaja en Vircell como director financiero.  Es miembro del Comité de Dirección de Vircell. En el ámbito de la salud, ha evaluado proyectos para ver si son invertibles y viables. Ha asesorado en contratos internacionales y trabajado en el área de negocios. 

  1. ¿Cuáles son las mayores fortalezas que puede aportar desde Vircell a AcexHealth?

Fundamentalmente, considero que puedo aportar todo mi expertise en desarrollo de proyectos enfocados en el sector sanitario. Desde la empresa a la que represento, a través de este programa de Aceleración de Empresas AcexHealth, podemos apoyar a las empresas, ya que sabemos cómo llegar al mercado para que un proyecto sea rentable.

Hacemos mucho esfuerzo en investigación y desarrollo, tratamos con muchas empresas innovadoras y desde AcexHealth vamos a usar el how know para poner ese producto en el mercado. También vamos a ofrecer la capacidad para “sacar” nuevos productos porque el sector avanza muy rápido. Así mismo, pondremos en valor la capacidad de innovación y la colaboración de equipos. Al final, un equipo fuerte de profesionales de muchas áreas es lo que da éxito a los proyectos y empresas.

Álvaro Tallón. Director administrativo en Vircell.
  1. ¿De qué forma cree que puede apoyar a las empresas que entren a formar parte de AcexHealth?

El objetivo es apoyar a las empresas en la innovación, la industrialización de dicha innovación, y en su posterior comercialización, al mismo tiempo que en la regulación específica del sector. 

Cuando se valora la viabilidad de un proyecto, no se deben considerar únicamente los aspectos científico-técnicos sino también su aplicación en el usuario final, cómo se va a fabricar a gran escala, la cadena de distribución, la regulación aplicable, etc.  Nuestra experiencia acumulada en todos estos procesos puede ser una ayuda muy importante para lograr el éxito de esos proyectos innovadores. 

Del mismo modo, hay que planificar las inversiones, los recursos económicos de los que se dispone, el flujo de generación de ingresos y gastos y todos los aspectos financieros, que muchas veces se olvidan y pueden llevar al fracaso de un proyecto innovador. Creo que desde Vircell tenemos experiencia en estos aspectos, que pueden ser muy útiles. 

Por último, disponemos de una gran experiencia internacional. Conocemos las ferias o congresos relevantes para hacer contactos internacionales o conocer a potenciales clientes o colaboradores. Hoy en día, el mercado es global y desde el primer momento las empresas deben tener muy presentes la internacionalización, en la que tenemos gran trayectoria después de más de 25 años trabajando en mercados exteriores. 

  1. Desde su experiencia, ¿cuáles creen que son las mayores debilidades que encuentra en las empresas de este sector?

En general, he observado durante todos estos años trabajando que hay una falta de conocimiento sobre el mercado. Hay buenas empresas pequeñas con proyectos innovadores, pero les falta aplicación comercial para el cliente o para el usuario final. Es complicado conjugar la parte científica con la parte de negocio. Hay buenas ideas que se quedan en el camino porque no están bien pensadas de una forma global.  A veces, se quedan en proyectos teóricos o pequeños prototipos, sin mayor alcance. Por tanto, falta que las empresas tengan esa visión más a largo plazo y no se queden en el corto plazo. 

  1. ¿Por qué cree que sucede esto?

Porque las start up, en ocasiones, adaptan los proyectos a recursos de los que disponen o tienen conocimiento y, como esos recursos suelen ser escasos, el proyecto acaba siendo una prueba de concepto sin mayor estudio de viabilidad industrial o comercial. 

  1. ¿Cuáles crees que son las fortalezas que tenemos en las empresas del sector salud en estos momentos?

Concretamente en Granada, tenemos un gran potencial con la Universidad de Granada que pone muchas herramientas para la creación de spin off, por ejemplo. Granada en capital humano cuenta con una industria fuerte. Hay personal muy cualificado y con ganas de aprender y emprender. Por ello, es importante tener los recursos bien encauzados con buenas ideas. 

  1. ¿Cuánto de relevante considera el programa AcexHealth para contribuir al éxito de empresas de salud?

Es fundamental disponer de profesionales con experiencia y conocimiento práctico de este sector, que puedan contribuir a que las empresas lleguen a la fase de comercialización de forma exitosa. 

En este sentido, la labor de AcexHealth es como una especie de píldora de conocimiento que acelera el proceso de crecimiento de la empresa, a la vez que le apoya en los altibajos y expectativas que éstas tienen durante su proceso. 

  1. Y a nivel de impacto en la economía, ¿Qué repercusión puede tener este programa?

Granada puede constituir un foco de tecnología en el ámbito de la sanidad. Un foco de transferencia, de ideas, negocios. Y al final, el éxito de las empresas redunda en la economía. 

Hemos notado que, cada vez más, Granada se posiciona como centro de tecnología sanitaria, ya que un mayor número de empresas se quieren establecer aquí. 

  1. ¿Qué mensaje lanzaría a los emprendedores o empresarios que nos estén leyendo?

Que las oportunidades hay que aprovecharlas y animo a que participen en AcexHealth. El Programa Acex Health posibilita la unión entre la universidad, la Junta de Andalucía, el PTS y tejido empresarial para caminar en una misma dirección. Todo este conglomerado debe ser lo más ágil y flexible, para trabajar de la manera más eficaz posible.